© Todos Los Derechos Reservados 2017. Diseñado por OrionStudio.Mx

Recursos Humanos

TOMA DE DECISIONES ESTRATÉGICAS

La vida del ser humano está llena de decisiones y factores que las presentan. Debido a esto todos anhelamos siempre tomar las mejores decisiones, es decir, las que nos beneficien más y nos perjudiquen menos.

Mario Rizo Rivas
Contador Público Certificado y Maestro en
Impuestos.

En el mundo de los negocios las decisiones son determinantes para el futuro de las compañías, e implican cantidades considerables de recursos, por lo que resulta de suma importancia que todas las decisiones que se tomen dentro de una empresa se hagan cuidadosamente considerando las posibles implicaciones. Para lograrlo, existen métodos para la toma de decisiones que consisten en una ponderación de los criterios a considerar, para luego evaluar las alternativas y, entonces, tomar la mejor decisión.

No podemos eliminar el riesgo que conllevan nuestras decisiones, pero al utilizar un método analítico sistemático para la toma de decisiones podemos disminuirlo.

Causas de malas decisiones

Las siguientes situaciones son causas comunes de malas decisiones, es importante evitarlas en la medida de lo posible:

  • Guiarse por sensaciones internas
  • No conceder suficiente tiempo a las decisiones
  • No analizar la información de que se dispone
  • Formular las preguntas erróneas
  • No desarrollar suficiente información
  • Restar importancia a la toma de decisiones
  • Creer que una decisión aliviará todos los males
  • Tomar decisiones bajo alguna presión

Sugerencias en la toma de decisiones

  • Examine los pros y los contras antes de tomar una decisión. Sopese diferentes posibilidades.
  • No espere a reaccionar a los acontecimientos y no controlarlos, ésto orilla a tomar decisiones apresuradas y bajo tensión.
  • Evite que otro tome las decisiones que a usted le corresponden, a menos que se puedan delegar.
  • No deje las decisiones al azar.
  • No decida algo simplemente para acabar con un problema.
  • Las decisiones no son irrevocables. Evite la terquedad.
  • No sea pesimista respecto al resultado de las decisiones que tome basado en sus propias experiencias.
  • No tome decisiones impulsivas.
  • Analice más e intuya menos.
  • Consulte sus decisiones con las personas adecuadas.
  • Ir con la mayoría no es necesariamente lo mejor.
  • Deshágase de la idea: “Lo que tiene que ser será, las decisiones no son importantes”
  • Cuando la decisión afecte a otros, es necesario tomar en cuenta su opinión, eso puede ayudar a tomar una decisión más acertada.

Decisiones estratégicas

Las decisiones son situaciones cotidianas dentro de las empresas y además son fundamentales para el crecimiento. Entre más alta sea la posición que se ocupe dentro del organigrama de una compañía, se tendrá un número mayor de responsabilidades y en consecuencia más importantes y numerosas serán las decisiones a tomar.

Por lo anterior, se presenta un modelo sistemático y analítico que pretende ayudar a la toma de decisiones objetivas  siguiendo un procedimiento concreto, estructurado y cuantitativo para la evaluación de las alternativas en una toma de decisión.

 

QUID

Como herramienta útil en la toma de decisiones se propone un modelo sistemático llamado QUID (por sus siglas en inglés: Quiantified Interpersonal Decision-Maker)[1]

La toma de decisiones personales cuantificadas (QUID), es un método que sugiere la asignación de valores a los criterios para tomar una decisión de acuerdo al grado de consideración o importancia que estos tienen para la(s) persona(s) que decidirá(n).

El QUID propone la siguiente escala:

Valor Significado
0 No es de consideración
1 Consideración menor
2 Consideración
3 De un significado menor
4 Significativa
5 Muy significativa
6 Importante
7 Muy importante
8 Crítica

 

El QUID funciona de la siguiente manera:

  1. Se plantea la pregunta generada por la decisión a tomar
  2. Se plantean las posibilidades o alternativas (¿Debo o no debo hacerlo?)
  3. Se realiza una tormenta de ideas con los pros y los contras de tomar la decisión, se colocan en columnas.
  4. Se le asigna un valor del 0 al 8 a cada punto
  5. Se suman los puntos de cada columna y se obtiene la puntuación bruta total para cada caso.
  6. Se divide la puntuación bruta total entre el número de criterios considerados para cada caso para así obtener los promedios.
  7. Se restan los promedios
  8. Si la diferencia es mayor a 1 tomar la decisión.
  9. Si la diferencia es menor o igual a 1, es recomendable reunir más información y repetir.
  10. También se recomienda comparar las puntuaciones en bruto y el número de criterios tomados para cada caso.           

 

Conclusiones y consideraciones finales

Estos modelos de toma de decisiones son aplicables en situaciones personales y laborales. Mientras más importante sea la decisión a tomar, más se recomienda su uso.

El uso de los modelos permitirá un mejor manejo y control de las situaciones.  Se recomienda la participación de las personas involucradas utilizando tormentas de ideas para el establecimiento de los criterios de evaluación o factores de decisión.

Recuerde la importancia de tener información  reunida en el momento de la toma de decisiones. Todos los modelos propuestos funcionarán mejor en medida de la información de que se disponga y  recuerda  que “Cuando tiene que decidir el corazón es mejor que decida la cabeza “.  

Mario Rizo Rivas
Contador Público Certificado y Maestro en
Impuestos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *