© Todos Los Derechos Reservados 2017. Diseñado por OrionStudio.Mx

Comercio Exterior

RESARCIMIENTO DE MERCANCÍAS

Existen varios supuestos por los cuales procedería el resarcimiento a favor del importador respecto del valor de las mercancías, sin embargo, en esta ocasión,  abordaremos el caso más típico que consiste en  aquel supuesto en que con motivo del reconocimiento aduanero, la Aduana local procede al embargo de las mercancías e  inicia un procedimiento administrativo en materia Aduanera, y,  al emitirse la resolución definitiva,  la autoridad determina que las mercancías pasan a propiedad del fisco federal en términos del artículo 183 -A de la ley aduanera. Es común en estos casos, que el importador continúe  la defensa a través del recurso administrativo de revocación y/o el juicio contencioso administrativo, de tal manera que,  cuando obtiene una sentencia favorable que además ordena la devolución de las mercancías, es muy probable, en virtud del tiempo transcurrido, que las mercancías ya no existan físicamente sino que se hayan destruido o enviado al servicio de administración y enajenación de bienes para su remate en subasta pública.

 

En estos casos es importante atender a lo que señala el artículo 157 de la ley aduanera en el sentido de que cuando se acredite tener un derecho subjetivo legítimamente reconocidos sobre los bienes, se  podrá solicitar al S.A.T. la devolución de la mercancía, o en su caso el pago del valor de la mercancía.

No obstante  lo anterior,  es importante precisar que si bien es cierto la Ley Aduanera refiere que se debe pagar valor de las mercancías, también es cierto que dicha Ley no especifica qué es lo que debe entenderse por el “valor de las mercancías”,    y ante tal laguna dentro de la Ley Aduanera, y para efectos de determinar cuál es el valor de la mercancía, las autoridades se remiten a lo dispuesto por el artículo 27 de la ley Federal para la administración y enajenación de bienes del sector público la cual establece que se deberá resarcir en favor del importador el valor al cual se hubieran rematado las mercancías.

Sobre el particular vale la pena puntualizar que, en la práctica, nos hemos encontrado con diferentes casos en los cuales el SAE  remata las mercancías hasta por un 30% del valor declarado en el pedimento aduanal, casos en los cuales, al autorizarse el resarcimiento del que hablamos, el importador únicamente recibe un importe equivalente al valor del remate de las mercancías descontando los gastos de administración, lo cual no representa un resarcimiento satisfactorio para el contribuyente

Sobre el particular existen tesis por parte del Tribunal Federal de Justicia Administrativa en el sentido de que debe prevalecer la aplicación de la ley específica  que en este caso particular es el artículo 27 de la ley Federal para la administración y enajenación de bienes del sector público. No obstante lo anterior, la tesis del tribunal Federal  de justicia administrativa no es absoluta y consideramos muy viable, en estos casos, la interposición de una demanda de amparo a efectos de que se determine inconstitucional el referido artículo 27 de la ley Federal para la administración de bienes, en el entendido de que dicha disposición no respeta los principios de seguridad y legalidad jurídicas en virtud de que a pesar de que el importador hubiera demostrado la ilegalidad de la determinación de la Aduana local, y con ello hubiera obtenido la nulidad con el efecto de restituir las cosas al estado en el que se encontraban, no existen las disposiciones legales que le permitan obtener un resarcimiento justo consistente en el valor que pagó a su proveedor por las mercancías, sino que las disposiciones lo limitan a recuperar únicamente el valor al cual se hayan enajenado por parte del SAE lo cual puede representar, como sucede en muchos casos, un valor inferior al 30% del valor  real.

Sugerimos entonces valorar en estos casos la interposición de una demanda de amparo en contra del contenido del artículo 27 de la ley Federal para la administración y enajenación de bienes del sector público.

 

LICENCIADO EN DERECHO JAIME GUEVARA FAZ