© Todos Los Derechos Reservados 2017. Diseñado por OrionStudio.Mx

Comercio Exterior

NORMAS OFICIALES MEXICANAS

Uno de los requisitos importantes que deben conocer las empresas importadoras, comercializadoras o fabricantes de productos finales, es el cumplimiento de la NOM (Norma Oficial Mexicana) aplicable para su comercialización regular en territorio nacional, tanto a productos nacionales como de importación.

En el caso de los importadores, cuando su producto ingresa a territorio nacional se deben acreditar el cumplimiento de las llamadas  restricciones y regulaciones  no arancelarias (permisos sanitarios, fitosanitarios y cumplimiento de NOM), de acuerdo a lo especificado en la fracción arancelaria en la que se clasifica el producto objeto de importación.

La NOM es una regulación técnica obligatoria expedida por las dependencias competentes. La finalidad de una NOM es garantizar que el etiquetado de productos comercializados en el país, ya sean nacionales o importados, contengan la información comercial en español para que los consumidores puedan tomar una decisión de compra adecuada; otorgar confianza a los consumidores de que el producto es confiable; ampliar el poder de elección y evitar que el uso o consumo del producto represente un riesgo para la salud.

Existen organismos, como las Unidades de Verificación, acreditados por las autoridades con la facultad de examinar la información comercial a través de las Normas Oficiales Mexicanas y proveer dictámenes de cumplimiento o constancias de conformidad para que las empresas o personas que producen, importan y/o comercializan productos puedan demostrar, tanto a las autoridades competentes  como a sus clientes, que sus productos cumplen con los requisitos establecidos en las NOM’s (Normas Oficiales Mexicanas) mediante este documento de validez oficial.

Hemos atendido muchos casos en los que las mercancías no cumplen totalmente con la Norma Oficial Mexicana que les es aplicables  al momento de “cruzar por la Aduana”,  y ello origina un embargo de las mercancías, lo cual significa que el importador no puede disponer de ella hasta en tanto no se lleva a cabo un procedimiento legal bajo la asesoría de un  abogado especialista en Materia Comercio Exterior y Aduanal, mismo procedimiento  que puede durar una semana cuando es atendido de inmediato y en forma correcta; y hasta 4 meses o más cuando no se gestiona de manera adecuada.  Este retraso en el retiro de las mercancías  de la Aduana no sólo genera la imposibilidad de cumplir en tiempo con los compromisos de entrega hacia los compradores, sino que genera costos extras no previstos como son  las estadías del vehículo  en el cual se pretendían retirar las mercancías ( el cual queda temporalmente embargado por la Aduana);  demoras en la entrega del contenedor a la naviera, en su caso; y almacenajes extras por la permanencia de la mercancía en el recinto fiscalizado o bodega de que se trate.

De hecho, existe una modificación muy importante en el Acuerdo que  identifica a las mercancías sujetas al cumplimiento de Normas Oficiales Mexicanas, que implica que a partir del primer día hábil del mes de Junio del año 2019, ya no será posible exceptuarse del cumplimiento de algunas Normas Oficiales Mexicanas mediante declaración escrita del importador, excepción esta que era comúnmente utilizadas por los importadores ( en algunos casos muy específicos), para evitar tener que cumplir con la NOM en el punto de entrada al país.  Sin embargo, el tema de esta modificación a las disposiciones aplicables será objeto de análisis de nuestra siguiente Nota informativa.

Lic. Jaime Guevara Faz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »