© Todos Los Derechos Reservados 2017. Diseñado por OrionStudio.Mx

Comercio Exterior, Uncategorized

IMPORTANCIA DE LOS PLAZOS EN MATERIA DE COMERCIO EXTERIOR; PLAZOS EN LAS NOTIFICACIONES ELECTRÓNICAS.

El capítulo II de la Ley Aduanera, fue creado en el mes de Diciembre del 2013,  para reglamentar las notificaciones de trámites que se realicen a través del Sistema Electrónico Aduanero (en lo sucesivo SEA)  Podríamos decir que es una especie del conocido “Buzón Tributario del SAT”,  pero enfocado a trámites aduaneros.

El esquema general de este proceso de notificación electrónica es el siguiente:   Cuando exista un acuerdo u oficio que la autoridad aduanera debe  notificar a un contribuyente,  el SEA  enviará al correo electrónico un “aviso de disponibilidad”;  este aviso  sirve para advertirle al interesado  que la autoridad ha emitido un acto administrativo relacionado con su trámite  y que está  “a su disposición ” y que para conocerlo deberá darse por notificado, para lo cual el interesado debe ingresar a su buzón dentro del SEA y descargar el documento a notificar.   Pero este documento u oficio no permanece por tiempo indefinido en el SEA,  sino que el contribuyente  cuenta con un plazo de cinco días hábiles computados a partir de la fecha de envío del aviso de la disponibilidad de notificación.

Si transcurrido el plazo de  5 días hábiles a que nos referimos en el párrafo anterior  el interesado no ha descargado el documento, entonces  el documento se publicará en la página electrónica del SEA por un plazo de 15 días hábiles, computado a partir del día hábil siguiente a aquél en que se haya publicado.   A esto le conocemos como una publicación en los Estrados del SEA. Las notificaciones por estrados podrán consultarse en la página electrónica del SEA y se tendrá como fecha de notificación el décimo sexto día hábil correspondiente, fecha en la cual surten efectos legales las mismas.

 

Esto  significa que  si al décimo sexto día hábil nadie descargó el documento u oficio que el SEA pretendía notificar,  entonces la notificación se tendrá por legalmente realizada y surtirá todos sus efectos legales.  Por lo tanto, si el  oficio consistía en un requerimiento de información o documentación con el apercibimiento que de no presentarlo  el trámite se tendría por no interpuesto,  y si dicho oficio publicado en los estrados del SEA no es recuperado por alguno de los interesados,  entonces  dicho oficio se tendrá por legalmente notificado al décimo sexto día hábil de haberse publicado en los estrados del SEA,  por lo que transcurridos los plazos otorgados para la exhibición de la información o documentación objeto del requerimiento,  el tramite se desechará y el interesado tendrá que volver a  presentarlo.  El problema puede ser más grave, cuando se trata de la autorización para algún retiro de mercancías, por lo que el no estar atentos a este esquema de notificaciones y a los plazos previstos dentro de la Ley Aduanera, puede generar costos adicionales e imprevistos en la operación de comercio exterior de que se trate.

La misma Ley Aduanera otorga la facilidad para que los  interesados puedan  autorizar, a través del SEA, a un máximo de cinco personas para que en su nombre reciban los avisos de disponibilidad y las notificaciones de los actos administrativos relacionados con los trámites realizados a través de dicho sistema.

Para el cómputo de plazos a los que nos hemos referido,  se tomará en cuenta la fecha del acuse electrónico de la notificación respectiva, que consiste en el documento electrónico o digital que el SEA genere y transmita al abrirse el acto administrativo de que se trate con la firma electrónica avanzada del interesado, o con el sello digital y, en su caso, con los documentos electrónicos o digitales que el citado sistema genere con respecto a la publicación en estrados del acto administrativo de que se trate por el plazo respectivo.

 

 

Lic. En Derecho Jaime Guevara Faz

 

 

Translate »