© Todos Los Derechos Reservados 2017. Diseñado por OrionStudio.Mx

Comercio Exterior

CAMBIOS DEL TLCAN AL USMCA

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es un acuerdo global que establece las regl

as para el comercio internacional y la inversión entre los tres países que lo integran: México, Estados Unidos y Canadá. Los principales objetivos del TLCAN son conceder a los firmantes el estatus de nación más favorecida, es decir, que estos países cuenten con las mejores condiciones de comercio

y no existan tantas barreras comerciales entre ellos.

 

Después de dialogar, los tres países involucrados llegaron a un acuerdo para renegociar y actualizar el Tratado que está vigente desde 1994. Dicha actualización lleva por nombre USMCA, por las iniciales de United States, México and Canadá Agreement, y se firmó en noviembre de 2018.

 

El acuerdo reescribe muchas de las reglas que gobiernan el libre comercio entre los tres países, algunos de los cambios que se presentarán en el nuevo tratado son los siguientes:

La negociación ofrece una medida de protección para Canadá y México, que no quedarían afectados por las tarifas a las importaciones de automóviles de parte de Estados Unidos, a menos que sus envíos alcances los 2.6 millones de unidades anualmente. Para ambos países, la cifra equivale a sus envíos actuales, más un crecimiento de 40 por ciento, lo que es suficiente para asegurar que, si Estados Unidos eleva sus tarifas al resto del mundo, éstas no afectarían a Canadá y México al menos un par de años.

 

USMCA abrirá parte del mercado lácteo de Canadá a los agricultores de Estados Unidos, y esta situación es un gran beneficio para los productores, ya que en el TLCAN Canadá limitó cuánta leche y queso, así como otros productos lácteos, podrían entrar al país desde Estados Unidos. Aun que dicha situación fue criticada por las asociaciones de productos lácteos de Canadá, ya que ponía en riesgo el sustento de los productores lecheros canadienses. De igual manera, Estados Unidos también permitirá que más lácteos canadienses, maní y una cantidad limitada de azúcar, crucen la frontera.

Por otro parte, el acuerdo no resuelve el conflicto sobre los aranceles de Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio desde Canadá y México, o las tarifas en represalia que cada país pueda imponer, pero garantiza que ninguna tarifa aplicada por la ley estadounidense podrá ser aplicada a Canadá o México por 60 días.

Otra situación importante es que tanto Canadá como México acordaron elevar las cantidades a partir de las cuales aplicarán aranceles a productos adquiridos en los países vecinos, otra demanda clave de Estados U

nidos.

Y estas son tan solo algunos de los cambios que se podrán ver en la transición de TLCAN a USMCA. Sin embargo, tomando en cuenta todos los detalles, no es el mejor acuerdo comercial para México, pero definitivamente beneficia en muchos aspectos al país y son las negociaciones que se lograron tomando en cuenta las condiciones actuales de la economía, tanto del país como mundial.

 

 

Lic. María Paola López Sosa